13 años apoyando al pueblo saharaui

13 años apoyando al pueblo saharaui

Un año más gracias a OJE hemos podido entregar juguetes en todas las Wilayas (ciudades) y sus Dairas (pueblos) de los campamentos saharauis. Un total de 20.000 juguetes que se encargaron de repartir 24 personas dedicadas en exclusiva a la entrega durante 15 días el pasado mes de octubre.

Con su ayuda tuvimos oportunidad de recorrer las diferentes ciudades distribuyendo juguetes en más de 50 escuelas, entre colegios y guarderías. También se entregaron juguetes en un centro de discapacitados, concretamente el primero del mundo que se instaló dentro de un campo de refugiados, además de a todos los niños y niñas internados en el Hospital Nacional de Rabuni y a los hijos de los heridos ingresados en el Centro Nacional de Heridos de Guerra y Minas. Como novedad se destinaron juguetes a los niños y niñas desplazados a territorios liberados. Para ello un grupo de jóvenes saharauis acompañados de una miembro de la OJE viajaron hasta las ciudades de Birlehlu, Tifariti y Meheris para hacer entrega en las escuelas a los niños desplazados a estos lugares.

Las primeras familias de refugiados saharauis llegaron a los campos de Tinduf, en el sur de Argelia, a mediados de los años 70. Se trata de una de las regiones más inhóspitas del planeta con temperaturas que alcanzan los 50 grados en los meses de verano. El acceso a los recursos básicos es limitado y son las ayudas de los organismos internacionales los que mantienen en pie los campamentos atendiendo sus necesidades más básicas. Un juguete no está entre ellas, por eso el recibimiento ha sido tan espectacular en todas las escuelas, siempre con centenares de personas en las puertas agradeciendo nuestra presencia.

“Para nosotros es también un motivo de orgullo, pues difícilmente habrá otro proyecto tan importante y universal que lleve la alegría a un pueblo que tiene pocas oportunidades de disfrutar” nos dicen desde la Organización Juvenil Española. Nosotros también os damos las gracias a vosotros por formar parte de este viaje. Juntos hemos hecho posible la felicidad de estos veinte mil niños y niñas saharauis.