El derecho al juego muy pronto será una realidad para cientos de niños

El derecho al juego muy pronto será una realidad  para cientos de niños

Hace apenas un mes que terminó la venta de nuestros dos objetos promocionales en los más de 40 establecimientos colaboradores. Una vez finalicemos con el recuento de todas las unidades vendidas podremos determinar el número de juguetes que enviaremos este año. De momento nuestra previsión es halagüeña y todo parece indicar que la recaudación final de esta XVIII Edición estará en torno al millón de euros, lo que nos permitirá hacer frente a los compromisos adquiridos y los objetivos previamente marcados de enviar unos 300.000 juguetes a unos 13 países.

Es momento ahora de seleccionar con las empresas de fabricantes de juguetes que colaboran con la campaña la tipología de juguetes a fabricar. Como sabéis se trata de juguetes con unas características específicas dado que son para niños que viven en países subdesarrollados. Han de ser juguetes nuevos, sencillos, educativos y adaptados a cada zona y destino, con el propósito de que puedan ser utilizados por el niño durante un período prolongado de tiempo.

Todos nuestros pequeños beneficiarios son menores que viven en condiciones muy duras para quienes nuestros juguetes se convierten de alguna manera en su refugio. Son juguetes que a través de nuestra iniciativa llegan para reforzar la educación y poner el juego al alcance de cientos de niños en centros escolares, centros de atención al menor, centros de vacunación, en hospitales y bibliotecas que forman parte de los proyectos que llevan a cabo en los países de destino nuestras ONG receptores.