El trabajo de las Hijas de la Caridad en Marruecos

El trabajo de las Hijas de la Caridad en Marruecos

La Congregación Hijas de la Caridad de San Vicente Paul, recibe juguetes de la Campaña, desde hace ocho años, para repartirlos entre los diferentes proyectos. Hace un mes les entregamos un nuevo contenedor y visitamos el hogar infantil que dirigen en Temara.

Las religiosas atienden a enfermos en cuatro hospitales y en diversas obras sociales, como guarderías, comedores escolares, centros para bebés malnutridos, centros de promoción y alfabetización de la mujer, repartidos por todo el país vecino, además de dedicar parte de su tiempo a visitas domiciliarias y a presos.

Dentro de su labor con los más pequeños, las Hijas de la Caridad inician la educación de los niños en las guarderías donde les preparan para su ingreso en la escuela y les educan en valores como la importancia de compartir, el respeto mutuo, la verdad y el perdón. Además cubren sus necesidades básicas: alimentación, ropas y medicamentos.

Esta congregación tiene también en Marruecos dos centros para bebés malnutridos, donde reciben cuidados y una alimentación adecuada a su edad. También alfabetizan y promocionan la educación de los jóvenes. A través de los Comedores Escolares, se garantiza que los niños no se enfrenten al fracaso escolar por malnutrición. Y más de 2000 niños, tienen libros, ropa de abrigo y todo lo que necesitan para ir a la escuela. Labores que se complementan con visitas a grupos escolares vecinos para estimularles en el estudio y donarles pequeñas cosas.

A lo largo de 8 años la Campaña ha enviado a esta Congregación 27.300 juguetes unipersonales y 20 ludotecas. Donaciones que vienen a apoyar y complementar sus proyectos educativos y sociales en Marruecos.