Jordi Labanda

portada

“Mi juguete preferido era el Exin Castillos, un juego de construcción con el que se podían construir castillos en miniatura. Ese juego desarrolló en mí la pasión por la arquitectura, el diseño y los espacios. Estoy convencido de que me activó el pensamiento en tres dimensiones”.