Jugar es una actividad universal

Jugar es una actividad universal

Todo niño debe jugar. Ya lo dice el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño “los estados partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes”.

Con el fin de recordar su importancia, que es un derecho, y conseguir que ningún niño se vea privado de jugar, en 1998 Frida Kim, entonces presidenta de la Asociación Internacional de Ludotecas ITLA (International Toy Library Association), propuso celebrar el Día Internacional del Juego.

Desde entonces se festeja a nivel mundial cada 28 de mayo, fecha escogida por ser el día en que se constituyó formalmente con acta constitutiva la ITLA.

La celebración a la que por supuesto nos sumamos cada año, pone de manifiesto al igual que nuestra iniciativa que jugar es primordial. Que además de una necesidad, se trata de un derecho indispensable para el niño  y que los adultos (padres, madres, educadores, instituciones…) tienen la responsabilidad de garantizar las condiciones necesarias para el juego.

Desde “Un juguete, una ilusión” trabajamos día a día para que así sea haciendo posible que el juego esté al alcance de todos los niños del mundo. Cerca de 6.500.000 de menores ya tienen la oportunidad de crecer jugando gracias a nuestra campaña, una cifra que soñamos con que siga aumentando para que cada vez sean más niños los que puedan ejercer libremente su derecho al juego.