La realidad de los países a los que mandamos juguetes II

La realidad de los países a los que mandamos juguetes II

La esperanza de vida en el continente africano es muy baja, en Chad la esperanza de vida alcanza los 47,2 años, o en Níger con una esperanza de vida de 44 años.Y es que las duras condiciones en las que tienen que vivir la mayor parte de la población les hace más vulnerables a las enfermedades.

La educación es la salida para encontrar un trabajo mejor y tener una mejor calidad de vida. Pero muchos niños siguen sin poder asistir al colegio. En el Congo sólo el 50% de los niños de entre seis y once años asisten a clase. En Costa de Marfil sólo el 62% de los niños van al colegio, porque uno de cada tres se ve obligado a trabajar. Una cifra parecida a lo que sucede en Senegal, donde cuatro de cada diez niños no asisten a clase.

Las religiosas y trabajadores de las ONGs a las que enviamos los juguetes y ludotecas que se instalan en centros educativos, nos explican que los balones, muñecas, carritos, puzzles y demás juegos motivan a los niños a ir a clase, a veces después de una dura jornada de trabajo o tras caminar horas para llegar al centro.