Mauritania, un nuevo destino

Mauritania, un nuevo destino

Entre los países a los que este año vamos a enviar juguetes se encuentra Mauritania, que hasta ahora no había recibido juguetes de la Campaña. Mauritania es un país reciente que no llega a los 4 millones de habitantes a pesar de ser extenso. Seguramente su clima extremo y desértico explica la baja densidad de población a pesar de la gran extensión de terreno que conforma el país. Por otra parte, las sucesivas sequías han agravado la desertización del país.

un-juguete-una-ilusion.La esperanza de vida es muy baja, en 62 años de edad, con un 40% de la población que vive bajo el umbral de la pobreza. Actualmente Mauritania pertenece al grupo de Países Menos Adelantados (PMA) y al grupo de Países Pobres Más Endeudados (PPME) por lo que recibe un elevado volumen de ayuda oficial internacional.

La Campaña ‘Un Juguete, una ilusión’ ha decidido aportar su granito de arena y enviará un cargamento de juguetes a través de la Fundación Jorge Alió, que trabaja en Nouadhibou desde 2007. Entre otras labores esta ONG ha creado una Unidad de Asistencia Oftalmológica, que da cobertura a una extensión importante de la población costera del norte del país e incluso a las zonas rurales, donde la falta de medios impide el tratamiento y control de patologías reversibles. Una labor fundamental en un país con muchas carencias sanitarias, por ejemplo sólo hay una cama de hospital por cada 2.500 habitantes.

Queda mucho trabajo por hacer en un país de grandes desigualdades, donde la esclavitud fue abolida en 1981, y hubo que esperar hasta 2007 para que el Parlamento mauritano criminalizara la esclavitud. La población negra sufre el racismo y la pobreza por sus orígenes esclavos. Nuestra colaboración en el país es sólo el principio. Esperamos poder llevar ilusión a los pacientes que atiende la Fundación Jorge Alió y con el tiempo ampliar nuestra donación a otras organizaciones que trabajan en el terreno.