Nuestra presencia en Perú de la mano de Mensajeros de la Paz

Nuestra presencia en Perú de la mano de Mensajeros de la Paz

“Un juguete, una ilusión” anualmente facilita el acceso al juego a miles de niños alrededor del mundo permitiendo con ello que se diviertan, eduquen, desarrollen su creatividad, establezcan vínculos afectivos y mejoren su procesoJordania de socialización.

Con la ayuda de toda la sociedad española cada año llegamos a distintos países a través de ONG que trabajan en el lugar de destino y se encargan de entregar los juguetes en nuestro nombre. Hoy queremos hablaros de una de ellas, Mensajeros de la Paz, que en su caso está presente en varios países por lo que gracias a su colaboración se benefician de nuestras entregas niños de numerosos lugares. Esta asociación ha hecho posible que nuestra iniciativa haya llegado desde nuestros inicios a muchos países de Latinoamérica, África, incluso de Oriente Medio donde nuestros juguetes han servido para sacar una sonrisa a muchos niños víctimas de la guerra.

Hoy nos centramos en la labor que realizan en Perú, donde nuestra campaña distribuye juguetes desde 2009 para todos los niños y niñas que Mensajeros de la Paz atiende en el Centro de Día Meridional situado en Lima. Los beneficiarios son niños de entre 6 y 12 años que cursan estudios primarios en instituciones educativas nacionales de los distritos de Barranco, Surco y Chorrillos todos ellos en situación de alto riesgo social bien por ser huérfanos, porque tienen problemas de aprendizaje y conducta, bajo rendimiento escolar, deserción escolar, problemas de desnutrición o porque sufren violencia familiar.

Además de para este centro en 2015 “Un juguete, una ilusión” destinó más juguetes a petición de la Asociación para poder beneficiar a 1.854 niños de otros proyectos pertenecientes a 8 asentamientos humanos focalizados y 3 instituciones aliadas del distrito de Chorrillos, así como a otros 100 niños de la región Amazonas.

Estamos muy orgullosos de que gracias a nuestra iniciativa tantísimos niños puedan hacer uso del juguete recibido con fines lúdicos, educativos y de socialización.

Normalmente las organizaciones siempre reparten nuestros juguetes en el Día del Niño y en Navidad, pero el pasado año Mensajeros de la Paz Perú decidió reservar algunos de ellos para ofrecerlos como regalo de cumpleaños de los pequeños y así  incrementar su alegría en una fecha tan especial para ellos. Todo un acierto según nos han hecho saber.

Llevamos 16 años trabajando por y para los niños y lo seguiremos haciendo para que independientemente de donde vivan ningún niño se quede sin jugar. No hay mejor recompensa a nuestro trabajo que el agradecimiento y la sonrisa de los pequeños cuando reciben nuestros juguetes.