Nuestro compromiso con la infancia desfavorecida de Latinoamérica

Nuestro compromiso con la infancia desfavorecida de Latinoamérica

Nuestra presencia en América Latina es patente desde nuestros inicios. De hecho en nuestra primera campaña llegamos exclusivamente a esa región, concretamente a tres países: Ecuador, Bolivia y El Salvador. Poco a poco pudimos ir beneficiando a más destinos con nuestros juguetes. Es el caso de Nicaragua, México, República Dominicana, Colombia, Honduras y más tarde Perú. En este último país andino empezamos a tener presencia en 2006 y llevamos ya cerca de 600.000 juguetes enviados. Todo ello con la ayuda de diferentes ONG entre las que se encuentra la Fundación Atalaya cuyo objetivo es educar en valores a través del juego, mejorando la situación en la que viven los niños y niñas de las comunidades indígenas de la Amazonía Peruana, sobre todo las que están ubicadas en la provincia de Atalaya-Ucayali en el Vicariato Apostólico de San Ramón en las parroquias de San Antonio de Padua, Virgen de las Mercedes de Bolognesi, parroquia de la Santa Cruz de Breu, la parroquia de San Antonio de Cheni y la parroquia de San Pascual Bailón de Oventeni.

Con su colaboración se han beneficiado de nuestras donaciones miles de niños que no tendrían acceso a un juguete de no haber sido por nuestra iniciativa. Solo el pasado año a través de esta Asociación llegamos a casi 7.000 menores que en su mayoría vivían en zonas remotas, lo que conllevó varios días de viaje y con ello entregas imprevistas a niños que aparecieron de entre los caminos y los ríos durante el recorrido. Gracias al ejército de Perú que colaboró en algunas entregas llevando en helicóptero los juguetes, llegamos también a niños de Jurúa, a Breu, una zona fronteriza con Brasil.

Nada de esto hubiera sido posible sin vuestra ayuda. Gracias por permitirnos llevar sonrisas a tantos menores para quienes sería impensable que en otras circunstancias pudiesen disfrutar de un juguete.