“Un juguete, una ilusión” devuelve su derecho a jugar a niños de 14 países

“Un juguete, una ilusión” devuelve su derecho a jugar a niños de 14 países

La campaña ha contado en su XVII edición con el apoyo de cerca de 200 entidades colaboradoras.

Muchas de ellas lo han hecho como punto de venta del bolígrafo solidario, otras como medio de difusión de #DevuelveEl31, el actual lema de la iniciativa solidaria que pretende recordar a toda la sociedad que el artículo 31 de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, defiende el juego como un derecho fundamental y sin embargo muchos niños crecen sin ejercerlo.

La recaudación de este año nos permitirá llegar a El Salvador, Nicaragua, Perú, Ecuador, Guatemala, Paraguay, Panamá, Honduras, Chile, Argelia, Benín, Marruecos, Jordania y Guinea Bissau, un total de 14 países donde miles de niños se beneficiarán de nuestros juguetes.

Se trata de niños abandonados que viven en casas de acogida atendidos por las ONG con las que colaboramos, y niños en riesgo de exclusiónFOTOS RUBIO 049 social que dichas entidades ofrecen apoyo en centros de día, escuelas infantiles, centros sociales, centros de formación, centros asistenciales, o bien en hospitales ya que muchos de ellos presentan algún tipo de minusvalía, incluso enfermedades crónicas.

Todos ellos niños que crecen sin juguetes y sin apenas ilusión que sobreviven con la ayuda de estas organizaciones que trabajan en diferentes proyectos de cooperación infantil en el terreno para ayudarles a salir adelante.

A través de ellos nuestra iniciativa ya ha beneficiado a más de 6.500.000 de niños en sus 17 años de trayectoria. Próximamente lo hará de nuevo con más pequeños, logrando que nuestros juguetes les devuelvan la sonrisa, las ganas de vivir, de ir a clase, de recuperarse cuando están enfermos.

Gracias a “Un juguete, una ilusión” muy pronto miles de niños por fin podrán jugar y lo harán con juguetes de verdad y nuevos, que ellos mismos estrenarán. Nos sentimos tremendamente orgullosos de cada año poder contribuir a hacer la vida de tantos menores un poquito más feliz.