“Un juguete, una ilusión” llega a todos los rincones

“Un juguete, una ilusión” llega a todos los rincones

Desde que se pusiera en marcha en el año 2.000, nuestra iniciativa nos ha permitido crecer en destinos y colaborar cada año con más ONG,s que desarrollan una acreditada labor en proyectos infantiles. El primer año, la Campaña llegó a tres países y a partir de ahí hemos ido sumando destinos. A día de hoy “Un juguete, una ilusión” está presente en cerca de 50 países.

En todo este tiempo hemos tenido la oportunidad de comprobar que un juguete para los niños beneficiarios a los que llegamos supone mucho más que un momento de ocio.

El recorrido de nuestra campaña es un hermoso viaje, desde que se pone en marcha con la venta del objeto promocional hasta que meses después, una vez ya fabricados los juguetes cargamos los contenedores rumbo a sus destinos. Nuestros juguetes atraviesan mares, desiertos y montañas hasta que finalmente con ayuda de las ONG con las que colaboramos llegan a manos de sus destinatarios. Muchos de ellos habitan en pequeños poblados en los lugares más recónditos del mundo subdesarrollado que podamos imaginar.

Nuestros juguetes consiguen devolver luz a sus rostros, arrancar las sonrisas de esos niños que tras ser víctimas de catástrofes naturales y guerras, viven en la más absoluta pobreza y nada tienen, ni siquiera el derecho fundamental al juego.

Muy pronto fruto de nuestra reciente edición, “Un Juguete, Una Ilusión” volverá  a prestar atención preferente a América Latina y potenciará la colaboración con el continente africano y con países de Oriente Próximo para garantizar la infancia que se merecen a miles de niños, que gracias a nuestros juguetes podrán ejercer su derecho al juego y crecer jugando como merecen.