Jugar nos hace sentir libres

Jugar nos hace sentir libres

Jugar es cosa de todos pero lamentablemente hay muchos rincones del mundo donde millones de niños no tienen tiempo de practicarlo, ni cuentan con medios suficientes como para comprar juguetes, mucho menos nuevos.

A pesar de que son solo niños sus obligaciones cotidianas les impiden ejercer ese derecho. Sin embargo son muchas las asociaciones que trabajan para cambiar esta situación, tratando de poner al alcance de los niños los medios necesarios para que, pese a todo, puedan disfrutar de la infancia que se merecen.

Nuestra campaña nació hace 15 años con ese propósito y, desde entonces, ofrece a niños sin recursos que viven privados del juego la oportunidad de jugar. Cada año, con el dinero recaudado, fabricamos juguetes nuevos y los entregamos a miles de menores sin recursos de diferentes países. Con el apoyo de la sociedad hemos enviado más de siete millones y medio de juguetes a un total de 47 países.

Nuestro proyecto de cooperación trata de promover el desarrollo educativo de la infancia mediante el juego, porque es una herramienta indispensable capaz de desarrollar multitud de habilidades. Para ello trabajamos día a día tratando de llegar cada año a más destinos, con el propósito de garantizar el derecho al juego en el mundo.

Este año ya están en marcha los contenedores cargados de juguetes que se encargarán de repartir ilusión entre miles de pequeños en los próximos meses.

Jugar no sólo es una actividad para entretener, nos hace sentir libres. Hoy con motivo del Día del Juego os animamos a que saquéis al niño que todos llevamos dentro y disfrutéis aunque solo sea por un instante de los beneficios que aporta jugar. Es un buen día para compartir más tiempo con vuestros pequeños y por qué no, enseñarles algún juego de vuestra infancia, seguro que valoran mucho ese ratito especial que paséis juntos.